Lucho Contra El Cáncer

Cosas del Cáncer

CosasDelCáncer desde el hospital ya varios días, mal, muy mal. Esto es lo más duro que he tenido que vivir, tengo sondas y vías, mis venas están reventadas, mi cuerpo es piel pegada a los huesos. Mis labios están tan secos que me pasó la lengua y sangran. Muero de hambre al punto que he hecho una lista de cosas como (arroz con huevo y salsa de tomate, sánduche de queso con jugo) con la esperanza de comer cuando salga (si es que salgo), cosas sencillas pero que creo no las saboreé lo suficiente cuando pude.
No hablo solo de Lucho Mariño. No hablo de lo que solo a mí me pasa. Este es el sentir de mucha gente que está como yo atravesando la “divina comedia”. Hablo del miedo que sentimos, porque me cago de miedo, de ansiedad, tristeza, hambre, dolor, de desesperación.
Mis compañeros de habitación van por su 1er y 3er día de quimioterapia. Un señor de 72 años con su esposa joven al pie del cañón, y un chico menor a mí con su madre, adulta mayor, con discapacidad, cuidándolo, alentándole, llevándole hasta casi cargando, porque el amor carga todo cuando hace falta.
Ya no puedo hablar, las sondas me han lastimado la garganta demasiado. La foto es un recordatorio de que sigo acá, que me veo hecho “cacho” como diría mi hermano y amigo, Wali, pero que así estamos muchos que luchamos contra el cáncer y le pedimos a la vida un poco más, que le pedimos a Dios por curar y sanar, que le pedimos al Estado que atiendan a tiempo nuestra salud, para no morir por offside, sino porque se acabaron los 90.
Recen por quienes luchamos, por nuestras familias, por los que se fueron y por los que tendrán que recorrer este camino, que puedes ser tú o alguien que ames.

SoyLuchoMariño #LuchoContraElCáncer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.